Ministerio El Remanente Inc. - Iglesia Cristiana El Remanente

05 febrero 2016

El Conformismo ©

“No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta”. Romanos 12:2 RV60

Vivimos en un mundo rodeado de personas que se adaptan fácilmente a las circunstancias que los rodean, es decir personas que aunque reconocen que su relación personal con Dios no está del todo bien no hacen nada por mejorarla.

Una de las armas más mortíferas con las que el enemigo trata de nublar tu visión es el conformismo, el cual al llegar a tu vida difícilmente te permitirá llegar más allá de lo que Dios anhela que llegues.

Por esa razón quiero detenerme en este tema definiendo las características, las causas y las soluciones para el conformismo.

Dedicamos este tema a todos aquellos que en algún momento de su vida tuvieron grande anhelos pero lamentablemente el conformismo apareció en sus vidas y actualmente aún siguen luchando por salir de este difícil modo de vida.

¿Qué es el conformismo?

Según el Diccionario de la Real Academia Española es: Práctica de quien fácilmente se adapta a cualquier circunstancia de carácter público o privado.

Veamos las características de una persona conformista…

Una persona conformista está llena de ciertas características que por su conformismo salen a flote, entre ellas están…

Tiene falta de una “felicidad real” y es una persona aislada de los demás.

El conformismo, en la mayoría de las veces, no es otra cosa que temor al fracaso.

Es una persona “auto-justificada”.

Ejemplos…

- Para que quiero más, si con lo que tengo me alcanza y me sobra.

Normalmente no le alcanza y mucho menos le sobra, o de lo contrario dice…

- Yo no soy ambicioso.

La realidad es que le teme a ambicionar o desear algo y no poder alcanzarlo.

Un conformista nunca piensa en mejorar, en salir adelante.

Por lo general son personas mediocres, es decir personas que comienzan algo y no lo terminan.

Si tomamos en cuenta lo que hemos mencionado hasta aquí, podemos aseverar que el conformismo es la contrapartida de la lucha para obtener algo.

Veamos las situaciones que causaron que me convirtiera en conformista…

La falta de logros.

Algún fracaso en cualquier ámbito, ya sea secular, sentimental o espiritual.

La falta de motivación espiritual.

¿Cómo salir del conformismo?

Definitivamente es difícil salir del conformismo sino se tiene la voluntad o el deseo de hacerlo y claro como es de esperar una persona conformista difícilmente va a querer cambiar ya que el sentimiento de conformidad no le querrá permitir realizar dicha acción.

1. Debes reconocer que el conformismo espiritual te puede llevar a la mediocridad.

2. Debes recurrir a Jesús para que él sea quien sane esa área de tu vida, ya que el conformismo no te hará prosperar espiritualmente.

3. Comienza a ponerte metas en la vida, luego llega a ellas por medio de etapas progresivas y cuando arribes al final de la carrera podrás decir con total placer y felicidad.

- Lo he logrado.

4. Nunca le tengas temor al fracaso si Dios está contigo eres más que vencedor.

Es hora que dejemos a un lado el conformismo en que hemos caído y es hora que comencemos a anhelar más y más cada día.

Dios no te ha llamado para ser un conformista espiritual, él te ha llamado a cumplir metas con su apoyo y con tus talentos lo lograras.

Conclusión…

Nunca dejes de hacer algo por miedo al fracaso, siempre que Dios te haya llamado a realizar una obra, no dudes en cumplirla, pues si Dios te ha llamado, él te capacitara y él te respaldara.

Qué triste la vida de los conformistas.

Cuantas cosas se pierden por temor al fracaso, no seas tú uno de ellos, es hora que comiences a luchar por tus metas y recuerda.

¡Jesús ya venció por ti en la cruz del calvario!

Amén.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...