Ministerio El Remanente Inc. - Iglesia Cristiana El Remanente

10 febrero 2016

Carnaval... fiesta pagana ©

Carnaval es una fiesta religiosa pagana antigua, en la que se participa de ritos de fecundidad en la primavera de Europa y Asia.

Se la puede relacionar con las Saturnalia, fiestas que se celebraban en honor de Saturno y que se caracterizaban por la alegría desbordada, libertad absoluta.

Y también se puede relacionar el carnaval con las Bacanalia, fiestas en honor de Baco, en las que los partícipes se entregaban a desenfreno.

Otros señalan su origen en las fiestas griegas que se celebraban en honor de Dioniso.

Corrobora esta teoría, el hecho de que el rey Momo, el rey de la burla, fue expulsado del Olimpo por sus sarcasmos y sus locuras.

La costumbre de usar máscaras tuvo origen religioso espiritual que derivaba del culto a los muertos.

La costumbre de tirar agua, viene de un rito de fecundidad. 

De un modo u otro las prácticas llevadas a cabo (música, sensualidad y excesos), son propias de una fiesta de lo que la Biblia denomina del príncipe de este mundo, el diablo (más allá de cualquier origen histórico).

“en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia”. Efesios 2:2 RV60

A estas fechas, el mundo le da mucha importancia, porque es una fiesta de “la carne” un desafío a la autoridad de Dios, en donde se ensalza el libertinaje humano.

Ahora como cristianos la Biblia nos exhorta claramente…

“como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia”. 1 Pedro 1:14 RV60

Por tanto debiéramos rechazar de plano cualquier participación a esta festividad.

Me refiero a la participación pasiva, en donde muchos creyentes, creen que no tiene nada de malo ir a ver un desfile, argumentando que son algo entretenidos para la familia por los colores, los disfraces, la música... etc.

A veces se trata de suavizar o maquillar situaciones para justificar nuestra aprobación a ciertas cosas malas, bajo el manto de la inocencia.

Frases como…

- No hago nada malo.

Pero el solo hecho de nuestra presencia en el lugar, aprueba lo malo.

Quizás estás leyendo este escrito y te hayas involucrado alguna vez en estas festividades. 

Te pregunto…

¿Exalta esta festividad a nuestro salvador Jesucristo?

¿Es una festividad que promueve sanas costumbres, dignas de la palabra de Dios?

La Biblia nos recuerda en el texto mencionado...  ser como hijos obedientes. 

Este mundo está lleno de hijos de desobediencia que siguen los deseos de su padre el diablo.

Pero los hijos de Dios siguen lo fieles deseos de nuestro Padre celestial.

En esta época, el mundo se viste de su ropaje indecente y llamativo.

Pero los cristianos nos vestimos de Cristo.

¿Podrías ir al carnaval con este vestido? 

¡No lo creo!

“sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne”. Romanos 13:14 RV-60


Amén.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...