Ministerio El Remanente Inc. - Iglesia Cristiana El Remanente

25 febrero 2016

Búsquedas equivocadas ©

“Respondió Jesús y les dijo: De cierto, de cierto os digo que me buscáis, no porque habéis visto las señales, sino porque comisteis el pan y os saciasteis. Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló Dios el Padre”. Juan 6:26, 27 RV60

Jesús había realizado el milagro asombroso de alimentar a más de cinco mil personas a partir de un par de panes y unos peces.

Esta multiplicación milagrosa de alimento, sació el hambre de muchas personas.

Pero el propósito del Señor, era más elevado y más profundo, que el solo hecho de satisfacer una necesidad física de la gente.

A poco, estas personas comenzaron una persecución por mar y tierra, para encontrar de nuevo a Cristo, siguiéndolo con un solo fin… volver a comer pan.

Por eso Jesús los confronta con el verdadero propósito del milagro, que no consistía en que las personas pusieran toda su atención a las cosas terrenales y a la saciedad de sus necesidades alimentarías, sino que apuntaba a que pudieran reconocer en Jesús al Hijo de Dios, al enviado del Padre, al Mesías y Salvador.

Hoy día esta misma situación se vuelve a repetir.

Millares de personas se acercan a las iglesias en busca de beneficios y no, en busca del salvador de sus almas.

Dios comprende y se conduele con las necesidades humanas, pero quiere que los hombres encuentren no el alimento temporal que como dice la Biblia que perece, sino al alimento eterno, que es la salvación en Cristo Jesús.

Por eso la Biblia recuerda a cada persona.

“No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?... Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas”. Mateo 6:31, 33 RV60

Hermano(a), amigo(a), quizás hoy tu principal problema sea tu sustento diario.

Quizás tu Cristo, solo sea aquel que tenga la solución a tus necesidades.

Si tu ropa se ha envejecido.

Si no tienes para darles a tus hijos todo lo que quisieras.

Si has pasado hambre recientemente.

No desesperes.

Dios lo sabe.

No dejes que el árbol de este problema tape el bosque de las innumerables bendiciones que Dios tiene para tu vida.

Lo primero, es que tú, puedas encontrar la salvación de tu alma.

Si crees en Cristo como tu salvador y confiesas tus pecados, Dios obrará una nueva creación en ti, serás un hijo(a) suyo.

Y Dios no desampara a sus hijos.

Él es fiel a su promesa.

Pero el orden de búsqueda es...

Primeramente el reino de Dios y su justicia...

Si no tomas en cuenta este principio fundamental de la palabra de Dios, solo lograrás una búsqueda equivocada.

Si tus intentos de búsquedas fueron en vano y nada has logrado.

Busca a Dios.

¡Y finalizará tu búsqueda!


Amén. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...