Ministerio El Remanente Inc. - Iglesia Cristiana El Remanente

21 enero 2016

¿Necesitas una muleta? ©

Hace algunos meses María Luz, una deportista, se lesionó una pierna y se vio obligada a andar con muletas para poder seguir con sus actividades.

El que alguna vez tuvo que usar muletas sabe que no es lo más divertido del mundo.

Sin embargo, hoy son muchos los que por diferentes razones se valen de “muletas mentales” para hacer frente a las dificultades y tensiones de la vida.

Pero al igual que las muletas de madera o aluminio, las muletas mentales limitan el desarrollo normal y el pleno potencial de la persona.

¿Te has valido alguna vez de muletas mentales?

Tales como…

* El alcohol y las drogas.

El abuso de las bebidas alcohólicas y de otras drogas ha alcanzado proporciones increíbles.

En tu caso personal…

¿Necesita un trago para darte impulso en las mañanas, o antes de empezar a trabajar, o llegar a casa?

¿Temes que no vas a tener la misma creatividad o que tu personalidad va a perder fuerza si no usa un poco de cocaína?

¿Eres adicto a la nicotina?

¿Dependes demasiado de las drogas que se consiguen con receta médica o las que se venden en cualquier farmacia?

* La comida.

Los expertos han descubierto que para ciertas personas la comida representa lo mismo que la bebida para un alcohólico, la ingieren para sentirse cómodos, para sentirse valientes y con muchos otros fines equivocados que no tienen nada que ver con el uso natural de la comida como sustento de la vida.

* El sexo pervertido.

La sexualidad que Dios creó con el objetivo que fuera la suprema expresión de amor entre esposo y esposa, ha sido pervertida por el hombre para convertirla en una obsesión fornicaria.

Los vendedores de pornografía, la cual los niños ahora pueden ver en cualquier kiosco de revistas o en TV, saben que su material tiene muchos consumidores entre aquellos que no saben controlar su mente y se dejan invadir por lo obsceno.

* Los caprichos de la moda.

La presión social y la publicidad convierten a muchos desde la adolescencia en esclavos de los caprichos de la moda.

Esta les dicta su manera de vestir, su manera de peinarse, la música que deben escuchar y otras tantas novedades que se convierten en muletas de la personalidad.

Estas personas creen que si no están con lo último de la moda, ya no van a ser populares o atractivas.

* La gente.

Hay personas que utilizan a los demás como muletas para que las sostengan en la vida.

¿Cuántos padres les impiden a sus hijos que se desarrollen y vivan como seres independientes?

Estos padres se aferran a sus hijos como a una muleta.

* La religión.

Hay enseñanzas falsas, supersticiones, ritos y costumbres religiosas que impiden a millones de personas el desarrollo completo de su potencial de vida.

Esta religiosidad vacía puede también convertirse en una muleta mental que te perjudica.

Jesús dijo…

“… yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia”. Juan 10:10 RV60

¿A qué creencias falsas te estarás aferrando desesperadamente, como a una muleta, que te impide disfrutar de una vida abundante?

El mismo Jesús dijo que la verdad nos haría libres, que nos libraría de la dependencia y del estorbo de las muletas mentales y emocionales.

Jesús es la verdad… y quiere involucrarse en tu vida para darte paz, equilibrio, paciencia, salud, en fin para que la vida valga la pena ser vivida.

Con Jesús no necesitas más muletas.

María Luz, nuestra deportista, ha recuperado toda la agilidad de sus movimientos.

Da gusto verla moverse con destreza y rapidez ya libre de sus muletas.

Tú también puedes ser así, vivir la vida con plenitud si permites que Dios obre en su existencia a través de Jesús.

Amén. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...