Ministerio El Remanente Inc. - Iglesia Cristiana El Remanente

05 enero 2016

Guía básica para interpretar la Biblia ©

* Sugerencias prácticas.

1. Interpreta la Biblia por medio de la Biblia.

2. Interpreta cada pasaje a la luz del contexto.

3. Busca la interpretación más natural, literal y sencilla.

4. No dejes que tus conceptos o prejuicios influyan en los resultados, tampoco le des tu interpretación al pasaje, antes bien, descubre lo que el texto arroja.

5. Ten en cuenta el contexto histórico-gramatical.

6. Observa qué tipo de literatura es e interpreta con base en ella… una poesía, una parábola, una profecía, una canción (un salmo) o una historia requieren que se sigan reglas de interpretación particular y distinta a la de un pasaje doctrinal (como es el caso de una epístola).

7. Observa el pasaje en el marco progresivo de la revelación.

8. Recuerda que cada pasaje tiene sólo una interpretación correcta, para descubrirla, tendrás que observar e interpretar las palabras, la gramática, etcétera, recuerda que hay una sola interpretación verdadera pero muchas aplicaciones, pero si la interpretación está errada las aplicaciones también lo serán.

9. Trata de recrear la situación tanto del autor como de los destinatarios originales.

10. Busca la interpretación que el mismo autor le da a ese concepto.

11. Trata de entender qué significa cada palabra o término y cómo están relacionados, para que comprendas correctamente la frase, para ello busca ayuda en otros pasajes donde se emplee la misma palabra (usa una concordancia), compáralo con el mismo pasaje en otras versiones, utiliza un diccionario.

* Interpretación especializada.

1. Doctrina.

a. Sigue las reglas de la interpretación literal.
b. Básate, en la mayor parte, en el Nuevo Testamento, especialmente en las epístolas.
c. Has un estudio inductivo de cada pasaje.
d. No excedas los datos bíblicos.
e. Los resultados que obtengas no deben contradecir lo que otras partes de la Biblia dicen o dejan de decir.
f. No te bases en un solo pasaje.
g. Mantente en línea con el espíritu de la Biblia.
h. No descanses en experiencias o revelaciones fuera de la Biblia.
i. Toma en cuenta la conjugación de los verbos y presta especial atención a los tiempos verbales.

2. Devocional o práctica.

a. Sigue las reglas de la interpretación literal.
b. No pases por alto que la Biblia es un libro de principios y no una lista de directrices específicas.
c. Revisa que cada resultado esté de acuerdo con las verdades y principios generales bíblicos.
d. Guíate por el espíritu del versículo y no de la letra.
e. Busca respuesta a las siguientes preguntas…
¿Qué principios existen en cuanto a…?
¿Mi relación con Dios?
¿Mi relación con los hombres?
¿Mis actitudes, visión, desarrollo o metas?
¿Cómo evitar la derrota?
¿Mi ministerio de evangelismo y discipulado?

3. Parábolas.

a. Observa cuidadosamente el contexto.
b. Fíjate en el propósito o explicación que Jesús da.
c. Determina la enseñanza o verdad central, los detalles sólo fueron incluidos para darles más vida a las parábolas.
d. Compárala con la misma parábola en los otros evangelios.
e. Ten cuidado de:
No tratar de encontrarle sentido y aplicación a los detalles que sólo fueron incluidos para darle vida a la parábola.
No usar las parábolas para enseñar doctrina sino para ilustrarla.
No hacer que la parábola enseñe más de lo que Jesús deseó.

4. Ejemplos y estudios de personajes.

a. Recuerda que no toda conducta o actitud escrita está aprobada.
b. Puedes hacer aplicaciones directas de las conductas y actitudes que están aprobadas o desaprobadas.
c. Recuerda que los mandamientos hechos a un individuo en forma directa no están dirigidos a nosotros, a menos que estén repetidos en otro lugar, en un contexto general.
d. Determina los principios espirituales más importantes de la vida de la persona.
e. Puedes aplicar un ejemplo aunque no haya una reproducción literal de la situación bíblica.

5. Promesas.

* Comprueba lo siguiente.

a. Si la promesa es universal o no (Juan 3:16, 17).
b. Si la promesa es personal o no (Daniel 4:29, 30).
c. Si la promesa es condicional o no (Salmo 1:1-3).

d. Si la promesa se cumplirá en nuestra época o no (Juan 7:37-39).

0 comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...