Ministerio El Remanente Inc. - Iglesia Cristiana El Remanente

31 diciembre 2015

Tú coronas el año con tus bienes ©

“Tú coronas el año con tus bienes…”. Salmo 65:11 RV60

Cuando llegamos al fin de un año y consideramos lo que aconteció durante los meses transcurridos, recordamos que hemos hallado penas, dolor y tristezas.

Sufrimos con los que sufren y lloramos con los que lloran.

Pero, a pesar de todo.

¿No podemos repetir… tú coronas el año con tus bienes?

Sin duda, los que mejor pueden expresarse así son aquellos que han derramado muchas más lágrimas que otros.

Dios, que rescató nuestra vida del hoyo, corona, rodea de favores y misericordias a cada uno de los suyos (Salmo 103:4 RV60).

¡Cuántas veces hemos experimentado esa preciosa bondad durante este año!

¡Y cuánto más en días de prueba!

Pues…

¿No sentimos aún más esas misericordias cuando pasamos por angustias?

La meditación del libro de los Salmos llenará nuestro corazón de alabanzas y también de confianza para el día de mañana, si es que hay un mañana para nosotros en este mundo.

El libro de los Salmos es el libro del sufrimiento y de la angustia.

Pero…

¿Hay otro en la palabra que nos hable tan a menudo de la rica bondad de aquel que no cambia?

Él es grande en misericordia (Salmo 86:5, 15 RV60 - Salmo 103:8 RV60 - Salmo 145:8 RV60).

¡Dichosos de nosotros si cada día procuramos conocer mejor a Dios manifestado en su carácter misericordioso!

¿Qué nos dice el libro de los Salmos, en toda su extensión, acerca de la misericordia o bondad de Dios?

Nos dice que la tierra está llena de ella (Salmo 33:5 RV60 - Salmo 119:64 RV60), pues si Dios es el salvador (en el sentido de conservador) mayormente de los que creen, lo es también de todos los hombres (1 Timoteo 4:10 RV60).

Ellos pueden subsistir sólo a causa de su misericordia.

Pero, además, ésta llega hasta los cielos (Salmo 36:5 RV60), donde el impío jamás podrá vulnerarla, a pesar de toda la actividad que despliega y que encontramos descrita en los cuatro primeros versículos de este Salmo.

No obstante, muchas circunstancias podrían oprimirnos hasta llegar a hacernos expresar, tal como lo hizo Asaf en la antigüedad.

“¿Ha cesado para siempre su misericordia?... ”. Salmo 77:8 RV60

No, la bondad de Dios a favor de los suyos es inmutable.

Ella ya fue manifestada en el pasado.

“… tus misericordias, que son perpetuas”. Salmo 25:6 RV60

En el presente, podemos dirigir a Dios esta oración.

“Extiende tu misericordia a los que te conocen… ”. Salmo 36:10 RV60

Con la certeza de que tal ruego será oído.

Pues...

“… La misericordia de Dios es continua”. Salmo 52:1 RV60

Ella es nuestro recurso en medio de un mundo donde hallamos por todas partes el mal, que se manifiesta en sus dos caracteres… violencia y corrupción.

David expresó esa seguridad aún en otro lugar.

“Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida…”. Salmo 23:6 RV60

La misericordia de Dios no cesará, permanece para siempre (Salmo 100:5 RV60 - Salmo 106:1 RV60 - Salmo 107:1 RV60 - Salmo 118:1-4 RV60 - Salmo 136:1-26 RV60 - Salmo 138:8 RV60).

¿Cuáles son los caracteres de su misericordia?

Ella es grande hasta los cielos (Salmo 57:10 RV60 - Salmo 103:11 RV60).

“… más grande que los cielos es tu misericordia… ”. Salmo 108:4 RV60

Es preciosa (Salmo 36:7 RV60).

Y…

“… mejor es tu misericordia que la vida… ”. Salmo 63:3 RV60

¿Sobre quién se ejerce?

Sobre cada uno y para con todos.

Por eso hallamos tantas expresiones personales.

“El Dios de mi misericordia… ”. Salmo 59:10, 17 RV60

“… tu misericordia es grande para conmigo”. Salmo 86:13 RV60

“… ha engrandecido sobre nosotros su misericordia… ”. Salmo 117:2 RV60

Es decir, sobre los que le temen (Salmo 103:11 RV60).

De modo que podemos repetir.

“¡Cuán grande es tu bondad, que has guardado para los que te temen…!”.
Salmo 31:19 RV60

Ella rodea al hombre que espera en Jehová (Salmo 32:10 RV60).

¿No vale la pena confiarnos sólo al Señor y andar en su temor?

Nuestro Dios, que ejerce su bondad, su misericordia, para con nosotros.

“… desde la eternidad y hasta la eternidad… ”. Salmo 103:17 RV60

Quiere que cada día apliquemos esto a nuestra vida práctica.

Desde la mañana, pensemos en dicha bondad, que se nos ha manifestado en el pasado y que aún vela por nosotros durante la noche, además, pensemos en todos los cuidados que ella nos brinda, a los cuales nos remitimos para el presente día.

Para no permanecer indiferentes respecto a las diversas manifestaciones de su bondad para con nosotros, hagamos nuestro este ruego.

“Hazme oír por la mañana tu misericordia… ”. Salmo 143:8 RV60

“De mañana sácianos de tu misericordia, y cantaremos y nos alegraremos todos nuestros días”. Salmo 90:14 RV60

En este salmo de Moisés, quien condujo al pueblo hasta las fronteras de Canaán, durante un largo viaje de cuarenta años, hallamos el secreto del gozo que se puede sentir mientras se enfrentan todas las dificultades que presenta el desierto.

Sí, alabaré de mañana tu misericordia (Salmo 59:16 RV60), porque esto es bueno (Salmo 92:1, 2 RV60).

¡Cuánto necesitamos ser guardados en nuestro caminar y a lo largo de todo el día!

“… el que piensa estar firme, mire que no caiga”. 1 Corintios 10:12 RV60

¡Cuántas veces hemos sido sustentados por la actividad de la misericordia de Dios!

“Cuando yo decía: Mi pie resbala, tu misericordia, oh Jehová, me sustentaba”. Salmo 94:18 RV60

Debemos reflejar sin cesar los caracteres de Cristo, el Hombre perfecto, afable, manso y humilde de corazón.

Debemos manifestar gracia, paciencia y longanimidad a nuestros hermanos y a todos los hombres.

¿Cómo podríamos practicar esto sino por medio de la oración, rogando a Dios?

“… Vivifícame con tu palabra... Conforme a tus juicios... Conforme a tu misericordia”. Salmo 119:154, 156,159 RV60

En las dificultades, nuestro recurso es clamar a Dios.

Si él escucha nuestra voz, lo hace conforme a su misericordia (Salmo 119:149 RV60).

Si responde, lo hace por la abundancia de su misericordia (Salmo 69:13 RV60).

Si libra, si salva, lo hace por su misericordia (Salmo 6:4 RV60 - Salmo 31:16 RV60).

“… conforme a su misericordia”. Salmo 109:26 RV60

Por eso, frente a un día difícil, tomemos la actitud de David.

“… yo en tu misericordia he confiado”. Salmo 13:5 RV60

Está escrito…

“Se complace Jehová en los que le temen, y en los que esperan en su misericordia”. Salmo 147:11 RV60

Y también…

“He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, sobre los que esperan en su misericordia, para librar sus almas de la muerte, y para darles vida en tiempo de hambre”. Salmo 33:18, 19 RV60

¡Qué promesa para los tiempos actuales!

Dios jamás abandona a los suyos en la prueba.

Él se acuerda de nosotros por su bondad (Salmo 25:7 RV60).

Y su bondad, su misericordia, es también para nuestra consolación.

“Sea ahora tu misericordia para consolarme… ”. Salmo 119:76 RV60

A veces quizás nos sentimos afligidos y preocupados porque tememos que nos falte lo necesario.

Sin embargo, leemos.

“… Por tu bondad, oh Dios, has provisto al pobre”. Salmo 68:10 RV60

¡Qué riquezas se hallan en sus provisiones!

Su bondad preparó todo por adelantado para los que son de su grey
(Salmo 68:10 RV60).

Su bondad enviará el oportuno socorro, es decir, en el momento oportuno.

¿Podríamos olvidar que el Señor nos ha dejado en este mundo para servir?

Sin embargo, sentimos nuestra gran debilidad y manifestamos muy poca obediencia.

¡Cuántas imperfecciones se dejan ver en nuestro servicio!

¿Qué sería de nosotros si no estuviésemos relacionados con el Dios de bondad?

¿No nos sentimos dichosos de poder pedir…?

“Haz con tu siervo según tu misericordia… ”. Salmo 119:124 RV60

Al final de cada día…

¿Qué podríamos decir?

Sino...

“Bendito sea Dios, que no echó de sí mi oración, ni de mí su misericordia”. Salmo 66:20 RV60

Cual quiera que hayan sido las circunstancias, incluso si en nuestro camino hemos hallado angustia y dolor, él habrá estado con nosotros y, a lo largo de todo el camino, habremos sentido que se ha acordado de su misericordia (Salmo 98:3 RV60).

En las horas que transcurrieron hoy, quizás no supimos ver que, en cada detalle, se nos manifestó la magnífica bondad de nuestro Dios.

¡Y tantas veces no la sabemos ver!

¡Cuánto necesitamos repetir!

“Muéstranos, oh Jehová, tu misericordia… ”. Salmo 85:7 RV60

“… la muchedumbre de tus misericordias… ”. Salmo 106:7, 45 RV60

La bondad que se nos da a conocer no solamente por la liberación concedida al fin, sino aun por todos los cuidados, por toda la ternura que se nos manifiesta a cada momento.

¡Cuán admirable y maravillosa es esta bondad que nos acompaña durante todo el tiempo de nuestra peregrinación!

David había pedido…

Muestra tus maravillosas misericordias, y después de haber visto el maravilloso despliegue de ellas, pudo decir…

“Bendito sea Jehová, Porque ha hecho maravillosa su misericordia para conmigo… ”. Salmo 31:21 RV60

¡Sí, bendigamos a Dios por toda su bondad para con nosotros!

“… yo por la abundancia de tu misericordia entraré en tu casa… ”. Salmo 5:7 RV60

“Me postraré hacia tu santo templo, y alabaré tu nombre por tu misericordia y tu fidelidad… ”. Salmo 138:2 RV60

“Las misericordias de Jehová cantaré perpetuamente… ”. Salmo 89:1 RV60

Somos invitados a hacerlo.

“Alaben la misericordia de Jehová… ”. Salmo 107:8, 15, 21, 31 RV60

Durante el reino, Jehová será alabado y exaltado.

“… Alabad a Jehová, porque él es bueno; porque para siempre es su misericordia”. Salmo 106:1 RV60 (Salmo 107:1 RV60 - Salmo 118:1 RV60 - Salmo 136:1
RV60).

“Proclamarán la memoria de tu inmensa bondad… ”. Salmo 145:7 RV60

Siempre se dará gloria a su nombre por su misericordia (Salmo 115:1 RV60).

¡Cuánto más y mejor podremos hacerlo nosotros durante la eternidad!

Nuestra parte es infinitamente más preciosa y elevada que la de los hombres de Dios que han compuesto los Salmos que acabo de aplicar a nuestras circunstancias, o que la de los fieles que los expresarán más tarde.

La bondad de nuestro Dios salvador se manifestó, plenamente revelada en la persona y en la obra de Cristo (Tito 3:4
RV60).

Y Dios mostrará…

“… en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús”. Efesios 2:7 RV60


Entonces…

Como solemos cantar…

Celebraremos con cántico eternal y alabaremos su bondad que permanece para siempre.

Pero ya podemos comenzar la alabanza en este mundo.

Tenemos poderosos motivos para hacerlo y el Dios de bondad los multiplica cada día.

“¿Quién es sabio y guardará estas cosas, y entenderá las misericordias de Jehová?”. Salmo 107:43 RV60

Amén. 

0 comentarios:

Publicar un comentario

Google+ Followers

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...